¿Qué es la incidencia?

La incidencia tiene que ver con influenciar a las personas, las políticas, las prácticas, las estructuras y los sistemas con el fin de provocar cambios.

Tiene que ver con influenciar a las personas que están en el poder para que actúen de manera más justa y así poder abordar las causas subyacentes de la pobreza. La incidencia la pueden hacer aquellos quienes son afectados por la injusticia o puede hacerse a nombre de ellos o por una combinación de ambos. Cualquier persona puede hacer labor de incidencia –no es necesario dejársela a los profesionales ni a los expertos.

La labor de incidencia incluye muchas actividades distintas, tales como cabildeo, movilización, educación, investigación, oración y trabajo en red. Puede hacerse de manera individual, con un grupo de personas o como parte de una red. Puede ser espontanea o cuidadosamente planificada, una intervención de sólo una vez o un proceso continuo.

Es parte de la misión de la iglesia hacer incidencia hablando abiertamente en contra de la injusticia, defendiendo las causas de los pobres, haciendo que las autoridades rindan cuentas y empoderando a las personas para que hablen abiertamente por sí mismas. Su objetivo final es llevar y demostrar las buenas nuevas de la venida del reino de Dios.

Para explorar más detalladamente el tema de la incidencia, haga clic en los enlaces a continuación:
 
¿Qué conlleva la incidencia? (en inglés) (PDF 58 KB)

Tres enfoques de la incidencia (en inglés) (PDF 53 KB)

Posibles papeles de quienes hacen incidencia (en inglés) (PDF 57 KB)