Incidencia utilizando los derechos humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 (DUDH) es el documento de base sobre los derechos humanos. El preámbulo a la DUDH dice que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". Por lo tanto, los derechos humanos son universales. Algunos cristianos dicen que esto es porque todos los seres humanos son creados a imagen de Dios y, por lo tanto, tienen igual valor e iguales derechos.

Los derechos humanos pueden utilizarse como la base para el desarrollo haciendo un llamado para que los recursos actuales sean compartidos de manera más equitativa y ayudando a las personas que están viviendo en la pobreza a reivindicar sus derechos a esos recursos. Esto contrasta con utilizar las necesidades humanas como la base para el desarrollo, lo cual se enfoca en asegurar recursos adicionales para prestar servicios a personas que están viviendo en la pobreza.

Un enfoque basado en los derechos es explícitamente político y se fundamenta en las obligaciones legales y éticas, mientras que un enfoque basado en las necesidades está motivado por intenciones caritativas. Es posible que muchas organizaciones estén haciendo incidencia basada en los derechos sin darse cuenta o sin llamarla por ese nombre.

Los derechos humanos pueden utilizarse en casos individuales de abusos a los derechos humanos, en acciones colectivas y como la base fundamental para cualquier proyecto o programa de incidencia. El marco de los derechos humanos puede ser utilizado en la incidencia, de acuerdo con el nivel al que se esté haciendo incidencia.

Un recurso sobre los derechos humanos para los trabajadores en desarrollo comunitario.